La lluita contra Bolonya a la UAB

Videos, comunicats…

Archive for Març de 2009

Qui és Cristina Garmendia?

Posted by Especial Bolonya a Març 23, 2009

http://weblogs.madrimasd.org/pensamiento_pedagogico_radical/archive/2008/05/06/91040.aspx

Es posible que la mejor forma de conocer el rumbo de un barco pase por saber las razones que encontró el armador de la nave para poner al frente de la misma a un capitán y no a otro. En el caso del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación botado por el presidente Zapatero muchos son los interrogantes sobre el rumbo que tomará la nave, si bien muchas de estas cuestiones pueden encontrar respuesta al repasar la trayectoria que hasta el día de su nombramiento atesoraba la recién nombrada ministra Cristina Garmendia.

Hasta hace pocas semanas Cristina Garmendia era una reconocida empresaria del campo de la biotecnología. A medio camino entre la investigación y el negocio, esta donostiarra de 46 años, según un interesante artículo publicado en El País (Domindo 4 de mayo) había sido “capaz de hilvanar acuerdos entre banqueros e investigadores para poner en pie empresas como el grupo Gentrix, nacido en 2001, que ha generado a su vez varias empresas biotecnológicas, sobre todo Cellerix, que lidera el desarrollo de células madre adultas derivadas de tejido adiposo.”

Al parecer, en los últimos años Garmendia ha pasado su tiempo sentada en consejos de administración de empresas biomédicas, en fundaciones dedicadas a la medicina regenerativa, en patronatos de fundaciones bancarias o en el comité ejecutivo de la patronal española. Aunque sus primeros pasos en el mundo académico y de la investigación los dio bajo la tutela de Margarita Salas, dentro del campo de la biología molecular. No obstante, su carrera como investigadora sufre un parón significativo en la década de los años noventa. Entonces, tras cursar un master en la Universidad de Navarra, trabajó en para el grupo pesquero Amasua, donde adquiere una importante experiencias en el campo empresarial.

Ya en el año 2000 regresa a la biología. Funda, con la ayuda del CSIC la iniciativa Genetrix., empresa que trabaja con el objetivo de traducir los logros de las investigaciones con células madre, proteínas y anticuerpos, en resultados terapéuticos reales. Según un artículo aparecido hace unas semanas en El País (20 de abril):

El mérito principal de Genetrix y de sus fundadores (la ministra Garmendia y los profesores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Carlos Martínez y Antonio Bernal), con independencia de sus logros posteriores, radica en el hecho de haber sentado las bases de una industria española de biotecnología, que no existía, al trasladar el know-how (el saber hacer en tecnología) de la investigación biomédica académica al ámbito empresarial. Unir en definitiva la experiencia investigadora pública, cuyos avances en muchos casos no pasan de su publicación en revistas científicas o quedan inconclusos por falta de financiación, con el mundo cotidiano real y con la iniciativa privada.

Según se cuenta, su acercamiento a la política se produjo durante los primeros meses de la primera legislatura del gobierno de Zapatero. Tras un acto en el CSIC en el que pudo conversar con el presidente, recibió una llamada desde Moncloa para incorporarse al observatorio para la Ciencia y Tecnología (OCYT) en la Oficina Económica del Presidente. En este tiempo estrechó relación con el hoy ministro Miguel Sebastián, lo que supuso un contacto clave para que en una maniobra política sin precedentes, y con los focos mediáticos centrados en la imagen de la ministra de defensa paseando su embarazo por los destacamentos militares de Afganistán, Zapatero delegara en Garmendia el papel de fusionar la investigación de universidades y empresas en un mismo órgano ministerial.

De momento la decisión ha pasado desapercibida en comparación con la polémica mediática suscitada por otros nombramientos de ministros. Ahora bien, en los próximos años, las universidades afrontarán unos cambios sustanciales en su funcionamiento para su adaptación a los nuevos planes europeos. Y resulta que en pocas semanas ya se han producido movilizaciones en algunas facultades de ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla. La forma en que la ministra Garmendia pretenda afrontar la situación crítica que hoy vive la universidad es toda una incógnita. Su trayectoria a medio camino entre la investigación y la empresa más bien alienta, y con razón, muchas de las críticas que se vienen proyectando sobre la configuración del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior que tiene previsto su estreno para el año 2010.

El distanciamiento que Cristina Garmendia ha tenido en su trayectoria de la universidades ya ha suscitado cierto escepticismo entre diversos sectores del campo académico, especialmente entre las deprimidas Facultades de Humanidades. También hay dudas sobre la capacidad que tendrá la nueva ministra para entender y acoplarse al lento ritmo con que funcionan hoy la administración pública. Además, lo curioso es que esta nueva ubicación de las universidades con la que tendrá que lidiar la ministra Garmendia, en principio, responde no tanto a los planteamientos pedagógicos o sociales con que nacía el proyecto de Bolonia, sino más bien a la supuesta necesidad de hacer de la Universidad un espacio rentable económicamente. Lejos quedan los propósitos que quedaron plasmados en aquella primer declaración en París, en 1998, que es considerada como el comienzo del Plan Bolonia para la universidades europeas, los cuales no está de más recordar:

El proceso Europeo ha dado pasos importantes muy recientemente. Tan relevantes como son, no pueden hacer olvidar que Europa no es sólo la del Euro, los bancos y la economía; sino que también debe ser la del conocimiento. Debemos acercarnos y construir sobre las dimensiones intelectuales, culturales, sociales y técnicas de nuestro continente. Esto tiene que ser conformado por las universidades, las cuales continuan jugando un papel de pivote para nuestro desarrollo

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »